Opinión de la posición que tomó Díaz Ordaz ante los movimientos del 68´.

GUSTAVO DÍAZ ORDAZ.

(1964-1970) 

RODOLFO ALFREDO VILA LAVAREZ 

El presidente Díaz Ordaz, durante su mandato y especialmente en los movimientos ocurridos en 1968, asumió la responsabilidad de los sangrientos hechos ocurridos en la Plaza de las Tres Culturas.

Díaz Ordaz era catalogado como una persona sin sentimientos porque no toleraba que ningún grupo de la sociedad alterara el orden y la paz. Una probadita de esto, se dio en 1965, cuando un movimiento de médicos fue disuelto por la vía represiva.

No opto esta postura por haber entrado al poder, ya la tenia cuando fue asignado por Adolfo López Mateos (presidente en aquella época), como Secretario de Gobernación. 

En el año de 1966, los estudiantes de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en Morelia, protagonizaron diversas protestas. En esta ciudad se escribió el prologo de lo que sucedería al año siguiente en la Universidad Autónoma de Sonora y dos años mas tarde en la Ciudad de México. Mientras tanto, el presidente Gustavo Díaz Ordaz, no la veía llegar con eso de las ideologías encarnadas en la mente de los jóvenes de esa época, el “Che” como pilar fundamental, Villa y Zapata, no se quedaban atrás. 

Como ya lo he mencionado, el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz, estaba empeñado en detener las protestas y en Septiembre, semanas antes de la masacre, ordeno al ejército a ocupar el campus de la Universidad Nacional Autónoma de México. 

“Siento que Díaz Ordaz, con todo y su fuerte carácter, no tuvo toda la culpa, la carga mas pesada la tenia Luís Echeverría Álvarez (quien en aquella época era Secretario de Gobernación, al dar la orden de atacar, misma que acepto el presidente), también desde un principio, Gustavo Díaz Ordaz prácticamente obligo a todo su gabinete a acatar las ordenes suyas como un mandato divino, su periodo fue mas parecido a una monarquía que a una republica.

Mas que nada, Díaz Ordaz prosigue el camino que le dejo Adolfo López Mateos, nunca permitir la menos revuelta, ya fuera estudiantil u Obrera. 

Que malas palabras del presidente Díaz quería tapar el sol con un dedo, las cuales no aceptaba la sociedad: “quizá nos hemos preocupado demasiado por instruir y hemos descuidado el enseñar”. 

Creo que Díaz Ordaz estaba furioso  con los filósofos, les atribuía  toda la culpa por estar en contra de todo y a favor de nada. 

A manera de conclusión, las ideologías en ese tiempo influyeron mucho. Aquel gobierno no toleraba muestras de actos que atentaran en su contra.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: