entrevista a Gustavo Díaz Ordaz

México DF. a 5 de Febrero de 1971  Entrevista a Gustavo Díaz Ordaz, palabras que no se olvidan. 
El pasado lunes me encontré con el ahora ex presidente Gustavo Díaz Ordaz, quien hace unos cuantos meses dejo el poder a su sucesor Luis Echeverría Álvarez.
En este encuentro tuve la fortuna de hacer unas cuantas preguntas al señor que lleva consigo la difícil tarea de explicar las decisiones tan fuertes que tomo en el poder. 
Pero, enfoquémonos en lo importante, pues esta entrevista es para ver un poco hacia el interior del pasado sexenio y como es que el mandatario justifica sus actos, que si no fue el sexenio más difícil de la historia de México, si uno de los más represores e importantes para el desarrollo de las nuevas generaciones y movimientos ideológicos.
Veamos entonces lo que el mandatario que tuvo en su poder las decisiones de los años 1964 al 70, dice a su favor – si es que se puede tomar así sus respuestas-.  

Antes de llegar al poder, ya estaba en el, pues se dice que tras el presidente López Mateos, el verdadero mandatario era usted, ¿Qué dice al respecto de estas especulaciones? 

¡Ah!, pues que al pueblo nunca se le tiene contento, nada les parece. Quieren un lugar tranquilo para vivir, se los doy y me acusan de que esa no era la forma de lograrlo.Si todos pudieran dar su opinión, no habría presidente, o todos podrían llegar a ser uno. Hay que tener cabeza para este trabajo, no sólo meras opiniones y criticas.El gobierno de López Mateos fue bueno también, dejo algunos problemas, pero tuvo sus logros, igual que el mío, igual que los anteriores. En realidad, que importa quien gobernó, ya pasaron dos sexenios y todavía piensan en eso, mejor déjenlo pasar, que hay cosas mas importantes que informar.  

Siendo usted y su familia profundamente devotos, ¿el pánico anticomunista fue su mayor temor en los problemas sociales que surgieron en su sexenio? 

No, miedo, claro que no. Sólo fui un mandatario como ninguno lo pudo ser. Mano dura al que lo merece. El país necesitaba un régimen fuerte para sobrevivir, y yo lo logre. 

Pero, muy a pesar de lo que diga, su régimen es calificado fuertemente como antidemocrático, siguiendo los pasos del PRI para llegar al poder y solucionando todo con lujo de violencia. 

Los jóvenes se estaban rebelando ante el poder, y yo no podía permitirlo, no se puede tener todo en la vida, y las peticiones que exigían estaban por encima de lo que el proletariado y los estudiantes, como se hacen llamar, merecían. Por supuesto, yo no estaba de acuerdo en fomentar su rebeldía y sus ideas “revolucionarias”, que más que eso, eran saqueadores de la paz nacional.   

En realidad, ¿no cree que con otros métodos de controlar las inconformidades de la sociedad, como por ejemplo, el dialogo, que parece no le gusta mucho, abría ayudado a restaurar el país, sin llegar a las resoluciones tan extremistas como las que tomo en su sexenio?  

No. Mire, mi gobierno tuvo problemas gracias a los inconformes que llamaban al pueblo en contra de mi poder.Si hubiera tomado medidas ligeras para problemas tan fuertes, como los que enfrente, nunca terminarían los inconformes. Hay que terminar de raíz los problemas y confrontarlos sin temor alguno, por eso es que se es presidente, hay responsabilidades con todos, y  no se puede jugar con un puesto como este.  

También estuvo rodeado de enfrentamientos con la prensa, que se solucionaron muy a su modo, de inmediato, ¿porque no permitió la expresión del pueblo y los periodistas y no perdono ningún comentario que le pareciera un terrible error, sobre todo si criticaba a su régimen? 

Para ser presidente, hay que ser muy listo, saber de política y no solo parecer serio. Si permitía burlas en la prensa, mi gobierno se vendría abajo y tendría una gran contradicción, dejando libertad a la prensa y reprimiendo los otros sectores de la sociedad que merecían, igualmente, ser callados para resguardar al país de rebeliones absurdas.Nunca entenderán la posición que tuve que tomar para dejar en buenas manos al país. 

¿Por qué mostró tan poca tolerancia hacia el “Diario de México”, cuando una de sus publicaciones salio con los pies de pagina equivocados, en las fotos de usted y unos chimpancés, recuerda ese incidente, verdad? 

Claro. Como no lo he de recordar, tremendo error. En realidad no creo que haya sido un incidente. Es por eso que tome la medida de cancelar el periódico, no merecía una segunda oportunidad y es más, ahí esta un ejemplo de lo que pudo pasar si no tomaba ese tipo de decisiones.El periódico pretendía dejarme en ridículo, de forma internacional, cosa que no se puede permitir y claro, no se debe dejar impune una actitud tan hostil ante el mandatario del país donde sale esta publicación. Es una total falta de respeto por parte de la prensa, que todavía defiende a sus colegas, aun cuando hacen esas atrocidades.  

¿Por qué cree que se llego tan lejos en un movimiento estudiantil, el del 68? ¿A caso no encontró una solución adecuada? 

Se llego a ese punto, porque los estudiantes creyeron que se podían burlar del poder regente en la ciudad, que podían hacer sus huelgas y quedar libres de culpa. Además de que comenzaron apoyando otros asuntos, les dieron ganas de seguir con los desmanes, con lo que se vivía en el mundo, y pensaron que en México no tendrían ningún problema para sonsacar a la gente tonta e inculta. La rebelión comienza por unas cuantas ideas fuera de lugar que pretenden mejorar, pero sólo lavan el cerebro del pueblo haciéndolos creer que tendrán una mejor vida. El gobierno debe actuar en contra de esas personas que engañan y que intentan desestabilizar al país en una forma irreversible. Y eso fue lo que mi gobierno dejo mas claro, no toleraríamos muestras de actos que atentaran en nuestra contra.  

Y para finalizar este encuentro, señor presidente, responda con la mayor sinceridad posible.¿Pero, porque a pesar de estar lejos de la capital, y aun confiando en su secretario de Gobernación, se tomo la pésima decisión de iniciar fuego ante los manifestantes en Tlatelolco? ¿A caso no hablo usted anteriormente de ser listos y manejar correctamente al país, piensa usted que hizo bien? 

Era la única opción visible para mí. El estar lejos de la capital me impidió tener una mejor propuesta, ahora que ya pasó, me temo que el resultado fue mayor a lo esperado, que si se cometió un error, el gran error de mi administración, pero había mucho en juego.Las olimpiadas estaban cerca, y de no haber terminado con las manifestaciones, el curso de México, seria otro, económicamente. Las olimpiadas estaban contempladas para ayudar a mejorar al país en varios sentidos, y ese fue el único objetivo por el que, lamentablemente, se sufrieron tales percances y tal numero de perdidas.    

Así termino mi entrevista con el mandatario mas duro de la década pasada, a mi parecer. Mientras que los logros de su sexenio quedan atrás, atrapados en la historia, bajo la sombra de actos represivos y fuertes acciones que estarán en el recuerdo de los mexicanos y sobre todo, de los estudiantes, que cada día luchan por salir adelante, con un nuevo porvenir, gracias a las personas que dieron su vida, para que México fuera un país mejor. 

por: LAURA K. RANGEL GARCIA

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: