El PORFIRIATO

EL PORFIRIATO 

 

ASPECTOS POLÍTICOS Y ASPECTOS ECONÓMICOS 

Introducción

El porfiriato obedece a circunstancias históricas muy concretas: se trata de la continuación de la Reforma. Fue una de las posibles vías de la Reforma hacia la concentración del poder político, en este caso a la vía militar. Había dos posibles vías hacia el Estado fuerte: la civil (Juárez, Lerdo), y la militar (Porfirio Díaz). El que se impuso fue un Estado liberal oligárquico: 

  • LIBERAL. Porque era la organización política realizada con las bases ideológico-política del liberalismo.
  • OLIGÁRQUICO. Porque el poder estuvo en manos de una minoría de la población, que también concentraba la riqueza en sus manos.

 Ascenso al poder por parte de Porfirio Díaz 

Juárez muere en 1872 y lo sustituye en forma interina Sebastián Lerdo de Tejada, según la Constitución. Lerdo preparó su reelección a partir de 1875, ya que se debía renovar el Congreso. Echó mano de procedimientos antidemocráticos. Con ello triunfó el lerdismo y consiguió el dominio del Congreso. Pero estos hechos convencieron a los opositores de Lerdo sobre sus intenciones de reelegirse. Debido a eso se iniciaron dos movimientos en contra de la reelección de Lerdo: el llamado “legalista”, que encabezó José María Iglesias, y la revuelta militar a cargo de Porfirio Díaz, quien hizo el Plan de Tuxtepec. Iglesias, viejo compañero de luchas de Lerdo y perteneciente al grupo llamado de Paso del Norte fungía como presidente de la Suprema corte de Justicia, se enemisto con su antiguo colega. La crisis estalló al realizarse las elecciones presidenciales en junio y julio de 1875. Era inminente que se aprobara el nombramiento de Lerdo, Así que proclamó que los comicios eran ilegales por no haberse realizado en todo el país, y que donde se realizaron predominaron el fraude y la violencia; sostenía que el periodo de Lerdo terminaba el 30 de noviembre y que a partir del primer día de diciembre, correspondía al titular de la Suprema Corte, es decir a él mismo. El plan de Tuxtepec de Díaz y sus militares barrerían con Lerdo e Iglesias. Porfirio había preparado una revuelta militar, que contó con el apoyo de destacados liberales opositores al régimen de Lerdo. En Ojitlán, Oaxaca, el 10 de enero de 1876, el coronel Hermenegildo Sarmiento proclama que el Plan reconocía como jefe del movimiento a Díaz. En el plan se reconoce básicamente la no reelección así como desconoce a Lerdo de la presidencia.  En Tlaxcala el 16 de noviembre se dio la batalla decisiva en la que triunfó Díaz, gracias a la intervención del General Manuel Gonzáles. Una semana después Díaz entra victorioso a la ciudad de México, la que antes había abandonado Lerdo que se fue a Nueva York. Las fuerzas de iglesias se disolvieron prácticamente sin combatir. Iglesias abandona el país quedando así como presidente interino Juan N. Méndez quien expide un decreto el 23 d diciembre de 1876, por el cual convoca a las elecciones de presidente de la República, diputados del Congreso, y titular y magistrados de la Suprema Corte. En estas elecciones Díaz fue declarado presidente constitucional. El 2 d abril Díaz abrió las sesiones del Congreso e inició su primer periodo de gobierno.

La permanencia en el poder Primer gobierno de Porfirio Díaz: 1876-1880

El primer gobierno de Díaz no parecía destinado a  continuismo ni a la dictadura. Tenía ante sí un obstáculo a su gobierno: el no reconocimiento de los Estados Unidos, lo que logró hasta 1880 debido a una serie de concesiones otorgadas a empresarios de aquel país. Díaz había prometido establecer una estabilidad política. Esto se logró mediante la fuerza, a través de instrumentos como el ejército. Otras características del gobierno de Porfirio fue que continúo el proceso de centralización y personalización del poder, asumiendo las características de una dictadura militar. Díaz afrontó el problema de un ejército numeroso, que consumía parte importante de los recursos financieros del gobierno. Incorporó a muchos miembros del ejército a la policía rural. Propició que generales destacados fueran convertidos en gobernadores. 

Gobierno de Manuel M. González: 1880-1884 

Al acercarse el fin de su primer periodo de gobierno, Díaz se daba cuenta de que aún no había acumulado la fuerza para plantear su reelección y tuvo que buscar un sucesor incondicional: Manuel González. González acató los lineamientos de Díaz así que su gobierno se vio como una continuación del de Porfirio, aunque con algunas particularidades.  Desde el punto de vista económico, se pueden mencionar la gran cantidad de vías férreas tendidas durante su administración cumpliendo con uno de los objetivo de Díaz. En diciembre de 1883 se expidió la primera ley sobre Deslinde y colonización de Terrenos Baldíos. Como consecuencia de la aplicación de estas leyes se dio el primer paso hacia la formación de latifundios en manos extranjeras. 

La permanencia en el poder y los métodos para lograrlo.

La represión Al término del gobierno de González, Díaz regresó a la presidencia. Utilizó la conciliación con quienes consideraba aliados potenciales, pero reprimió cualquier intento de rebelión. Un ejemplo de los métodos utilizados  fue el fusilamiento en Veracruz de un grupo de lerdistas que iniciaron una revuelta el 25 de junio de 1879. Díaz envió una orden telegráfica al gobernador Luis Mier y Terán. Esta solo decía: “mátalos en caliente”. Díaz fue implacable contra cualquier forma de oposición. Recurrió al destierro o la cárcel. Para pacificar al país y garantizar la propiedad, se combatió en forma drástica a los salteadores de caminos y a todos lo bandoleros.  

La conciliación Díaz aplicó una política conciliatoria. Aplicó el que iba a ser el lema de su gobierno “poca política y mucha administración”. Buscaba  que el esfuerzo de los grupos que perseguían el poder se canalizara a la administración pública y dejaran a un lado la disputa por la presidencia. En cuanto a las relaciones con la Iglesia, buscó una negociación acercándose e intimando con altos jerarcas clericales. Pese a que no modificó las leyes de Reforma, su aplicación fue muy relajada y permitió que en muchos sentidos el clero recuperara influencia y realizara una verdadera labor de reconquista para recobrar parte de la influencia perdida. El apoyo a los caciques regionales fue una pieza clave de la máquina política de Díaz. Una vez destruidos los rastros del federalismo, apoyó e impulsó a los caciques que se le habían sometido a los que habían surgido bajo su mando. Construyó una pirámide de poder que tenía en su vértice al dictador. Cuando Díaz promueve su tercer mandato presidencial, es porque ya había logrado construir un amplio bloque en el poder.

Centralización El poder de Díaz se apoyó en varios sectores sociales. Su compromiso fue estrechar las relaciones comerciales con Estados Unidos, impulsar la construcción de ferrocarriles para establecer vínculos económicos más rimes, y estabilizar el país y la frontera. Controló al Poder Legislativo manipulando los comicios de diputados y senadores, recurriendo a fraudes, con objeto de que triunfaran sus incondicionales. Se dedicó al control absoluto de dicho poder. El poder político se había concentrado en un reducido grupo; se formo una oligarquía que sometía al país con mano de acero. Paz social Al reprimir levantamientos de cualquier signo, Díaz satisfacía uno de los anhelos más caros de la población: establecer la paz social y lograr la estabilidad política indispensable para impulsar el desarrollo económico.  La estabilidad política prometida tenía una función obvia: era una condición para la inversión extranjera. Establecer la paz social era combatir otras manifestaciones. Así Díaz reprimió todo movimiento de oposición. 

Aspectos económicos: inversión de capital extranjero y nacional y sus efectos sociales. 

El gobierno de Díaz fue en mucho la puesta en marcha de un proyecto capitalista de desarrollo, que implicaba la modernización del país. Fue el primero que aplicó una política económica definida, impulsó el desarrollo del capitalismo privilegiando la inversión extranjera y apoyando a las grandes haciendas capitalistas. Su modelo de desarrollo fue exportador primario. Dicho modelo económico estaba diseñado para un pequeño grupo social, y, por lo tango  marginaba a la mayor parte de los mexicanos. El porfiriato se autoproclamaba  como modernizador tanto en lo económico como en lo político.  Tanto el retraso  como la subordinación confirieron al porfiriato ciertas peculiaridades que a su vez lo llevaron a imponer al interior de la sociedad mexicana, una serie de características. La inserción subordinada al mercado mundial provoca deformaciones como permitir la explotación de los recursos naturales a las potencias sin obtener nada a cambio. 

Las bases del proyecto de crecimiento económico.

El gobierno de Díaz tomó las medidas para atraer la inversión extrajera. La inversión extranjera tenía un papel clave en la estrategia económica del porfiriato, la inversión llegó al país para establecerse en diversas ramas como los ferrocarriles, la minería, la banca, la industria, la agricultura y el comercio. Díaz se esforzó por integrar al capital extranjero a la estructura económica del país, lo convirtió en un elemento muy especial en la vida nacional. El primer acercamiento con el capital extranjero no fue fácil, las dificultades y exigencias del gobierno de Estados Unidos llevaron al caudillo a acuñar la famosa frase: “¡Pobre de México! Tan alejado de Dios y tan cerca de Estados Unidos”. Minería. A esa actividad se destinaba la cuarta parte del total de la inversión extranjera. Hasta 1891-92 se explotaron principalmente los metales preciosos, pero a partir de esa fecha fue aumentando la extracción de minerales industriales. La producción de metales preciosos se multiplicó por cuatro durante el porfiriato. La minería era muy sensible a los efectos de las crisis externas y se veía afectad por los altibajos de la demanda mundial. Petróleo. La explotación del petróleo en México se inició en marzo de 1901. La riqueza de los pozos  peroleros mexicanos era impresionante. De esta extraordinaria riqueza el país no se beneficiaba en nada. La banca. Los bancos crecieron en número, en este giro también dominaban los capitales extranjeros. Surgieron: el Banco Nacional de México, el Banco Central Mexicano y el Banco de Londres y México. Estando José Ives Limantour como Secretario de Hacienda se promulgó la Ley General de Instituciones de Crédito (1897). Según esta ley, se creaban tres tipos de instituciones bancarias: de emisión, refaccionarías e hipotecarias. 

La emisión de papel moneda facilitó las transacciones económicas y apoyó el desarrollo de la industria y comercio.

Industria. El crecimiento industrial no fue armónico ni contó con una gran tecnología. Hubo un crecimiento significativo de las industrias de bienes de consumo. También fue notorio un auge de las industrias fabricantes de materias primas para otras industrias o de bienes de producción.México fue el país más industrializado de América latina en 1910. Ferrocarriles. En 1880, México tenía 1 100 kilómetros de vías férreas, para 1910, 19 mil kilómetros.Buscando acelerar la construcción de vías férreas el gobierno otorgó subsidios a las compañías, con lo que sentó las basea para una crisis de las finanzas públicas. Para cubrir el pago de los subsidios, el gobierno entregó tierras a las empresas ferrocarrileras. Los ferrocarriles fueron el símbolo más visible de la modernidad porfirista. pero más que símbolo, tuvieron un impacto importante en la sociedad mexicana. Crecimiento del mercado interno y externo. El crecimiento de las exportaciones mexicana y el desarrollo de un mercado interno estuvieron intimamente ligados. Entre 1877 y 1911, los años del porfiriato, la demanda extrangera para los comestibles y materia primas provocó un aumento anual de 6.1 por ciento en los ingresos derivados de la exportación. Aumentó el poder adquisitivo de los que obtenían susu ingresos de este sector. El resultado aumentó la producción interna. Política agraria. Díaz prosiguió y amplió la política agraria de los liberales: la formación de un sector latifundisa “laico” con miras a desarrollar el capitalismo en el campo. También las leyes de aguas contribuyeron a partir de 1888 a fortalecer el poder de los latifundistas. Por esta situación muchos campesinos se vieron obligados a convertirse en peones. Los peones eran obligados a endeudarse por diversos medios con el latifundista y heredaban dichas deudas a sus hijos.

Estructura y crisis económicas. como consecuencia de los cambios experimentados en el país el Producto Interno Bruto creció durante el porfiriato a una tasa anual media de 3.4%. La población creció a un ritomo de 1.4% . Estos datos pueden dar una impresión falsa del porfiriato, pues a pesar de la riquezaq creada y del avance económico del país, los beneficios se concentraron en manos de un reducido número de capitalistas extranjeros y nacionales.  Si buscamos las causas del derrumbamiento del porfiriato, notaremos que una parte muy significativa de las crisis que sufrió la sociedad se debe a la integración subordinada de nuestro país a la economía mundial. En 1907 y 1908 seobrevino un fuerte golpe al sector exportador y al sistema bancario.La imbrincación de la economía interna con el exterior era cada día más estrecha, los desajustes en la economía nacional complicaban aún más cualquier problema proveniente de fuera. Este desequilibrio entre el grupo financiero de la capital y los grupos locales asumió expresiones de incertidumbre y conflicto. Fue la crisis mundial de 1907 la que dio el más severo golpe a la economía mexicana. En consecuencia sobrevino un aumento en el desempleo. La crisis tuvo un efecto devastador en el sistema bancario, y debido a ello algunos hacendados también se arruinaron, lo que creó fuerte descontento contra el régimen. 

El positivismo en México. El positivismo ingresó a nuestro país el 16 de spetiembre de 1867, con un discurso de Gabino Barreda, pero en el porfiriato comienza con la aparición de la publicación La libertad. Los responsables de dicha publicación propugnaron por la que llamaron “política científica”, que no es m´pas que la aplicación de los principios positivistas en la política mexicana. Era un grupo de hombres de gran cultura, disciplinados, diestros para escribir y hablar y ansiosos de participar en el poder del Estado y de poner a prueba la eficacia de sus ideas y de su conocimiento. Ellos han pasado a la posteridad como el grupo de intelectuales denomiando positivistas mexicanos. Los intelectuales porfiristas herederos del positivismo de Barreda, craron numerosas interpretaciones que, disfrazadas de “ciencia positivista”  tendían a justificar el sistema no sólo en el sentido de “probar” la necesidad de una dictadura ilustrada en un país analfabeto, sino descubriendo que era “indispensable” un grupo social conocedor de la ciencia positiva del buen gobierno, y que fuera el único autorizado para ponerla en práctica: los científicos. También hubo un grupo de políticos que pretendieron gobernar siguiendo las enseñanazas de la ciencia. Son precisamente “los científicos”. Inicialmente “los científicos” contaron con el apoyo de  manuel Romero Rubio, en 1895 quedaron como líderes José Ives Limantour y Rosendo Pineda. Los científicos se convirtieron en los intermediarios de quienes querían hacer negocios con el gobierno, cobraron fama de influyentes. Una buena parte de su importancia se debía a sus vínculos con los inversionistas extranjeros. Porfírio Díaz matuvo una relación contradictoria con ellos, mientras los utilizaba para conservarse en el poder, trataba de limitar sus ambiciones políticas y restringir su fuerza. La fuerza de los científicos fue en aumento e influyeron decisivamente en la orientación del régimen.     La crisis del porfiriato y los movimientos opositores.El movimiento magonista es el precursos más importante de la Revolución mexicana. Se trata de una corriente política e ideológica cuyo papel es más amplio y profundo. Esta corriente, el Partido Liberal Mexicano, y el periódico Regeneración, constituyen la tendencia política más radical de las que confluyen en la Revolución. Los magonistas intentaron dar al movimiento obrero una conciencia de lucha y de proporcionar los elementos para su mejor organización. Tanto en la huelga de Cananea como en la de río Blanco, el Partido Liberal Mexicano estuvo presente.También se ligó a los campesinos en forma profunda y evidente que no sólo algunos de sus dirigentes se convirtieron en ideólogos, además el famoso lema “Tierra y libertad” con que se asocia al zapatismo es de origen magonista.El manifiesto del Partido Liberal Mexicano, llamando a las armas desde 1906, es anterior al Plan de San Luis. Aquel manifiesto contenía propuestas más amplias y profundas que las que poseriormente tendría el plan maderista.El PML organizó levantamientos armados en 1906, 1908 y 1910, contribuyeron a crear el clima propicio para el movimiento armadode 1910.El magonismo aportó las banderas programáticas que sievieron de base a las reinvidicaciones sociales de la Revolución, algunas de los cuales cristalizaron el al Constitución de 1917.La represión a los movimientos obreros también fue muy dura. Hubo dos importantes movimientos en las postrimerías del porfiriato: la huega de Cananea y la de Río Blanco.

La crisis de 1907 y las luchas por el poder

Fué en 1910 cuando el sistema político y económico del porfiriato cayó en una crisis de la que ya no se pudo reponer y que culminó con la revolución.La crisis tenía como causas el agotamiento del modelo de desarrollo, la coyuntura de la crisis mundial de 1907 y las contradicciones políticas engendradas en el porfiriato.1907 fue un año difícil par el mundo y para el país. Sobrevino una fuerte crisis que influyó fuertemente en México.Los efectos de la crisis mundial llegaron pronto a la economía mexicana. Fue aquí cuando una mala costumbre tanto de los propietarios de las haciendas como de los banqueros, acrecentó la crisis y con ella una profunda divisiónpolítica. esto varió con la crisis, lo que se agravó debido a las malas cosechas de 1908 y 1909. la salida de capitales del país provoco parálisis en los negocios y las operaciones mercantiles. El sistema bancario no pudo resistir estos embates. el resultado fue que los bancos comenzaron a quedarse con algunas haciendas.Dentro de la élite gobernante había dos grupos que luchaban por el poder. Por una parte, se encontraban los científicos. Por otro lado, estaban los paritidarios del general norteño Bernardo Reyes, representantes de grupos de provincia formados por hacendados e industriales y algunos militares destacados.En febrero de 1908 tuvo lugar una entrevista concedida  por Díaz al periodista norteamericano James Creelman. Las declaraciones hechas vavorecieron a los movimientos políticos semiindependientes.Díaz afirmó que se retiraría del poder al concluir el periodo en 1910, y que vería con buenos ojos la formación de un partido de oposición. Después de la entrevista, los partidarios del general Reyes empezaron a organizarse.En noviembre de 1908 don Porfirio Díaz volvió a ser postulado para la presidencia. Entonces la lucha política entre los científicos y los partidarios del general Reyes se centró en ganar la designación a ese puesto. Después una lucha sorda, el general díaz favoreció al candidato de los científicos ya que escogió a Ramón Corral.Reyes quedó ante una decisión fundamental para su carrera: o atacaba el nombramiento de corral o se oponía abiertamente a la voluntad del dictador con el riesgo de tener que tomar las armas para defender sus ambiciones políticas. Termínó por acatar la postulación de corral y rechazar su propia candidatura. Díaz nombró a Jerónimo Treviño jefe de las fuerzas armadas de Nuevo León; obligó a Reyes a pedir licencia en su puesto de gobernador y dos meses después lo envió a Europa a estudiar los sistemas militares de otros países.Aparentemente nada se opondría a una nueva reelección del dictador. Sin embargo en el país había surgido una oposición nueva. si Reyes no había tenido el arrojo para dirigirla, Francisco I. Madero sí lo tendría.A raíz de la crisis de 1907 se desarrolló un malestar por parte de un importante sector terrateniente norteño. Este sector no tenía perspectivas reales de participar en el poder político porfirista. Madero y Venustiano Carranza, que encabezaron en su momento la Revolución, pertenecían a este sector terrateniente.

El movimiento maderista

En 1909 aparece un libro escrito por Franciso I. Madero: La sucesión presidencial de 1910.Madero era miembro de una rica familia de Coahuila, con negocios en la agricultura, el comercio y las finanzas. Las posiciones políticas de Madero eran liberales y democráticas: al principio no deseaba la revolución, esta convencido de que el verdadero mal que aquejaba al país era la dictadura.Madero fundó en la ciudad de México, el Partido Antireeleccionita (mayor de 1910). Esta organización política luchaba por la no reeleciión de Díaz.En 1910 el Patido Antireeleccionista lanzó las candidaturas de Fransico I. Madero y Emilio Vázquez Gómez par la presidencia y la vicepresidencia. Posteriormente Fundó el Partido Constitucionalista Progresista que postuló al propio Madero y a José María Pino Suárez.Madero inició una campaña por todo el país. Díaz puso toda clase de obstáculos, pero fracasó ya que sólo agrandó la firura de Madero.Así que Díaz lo mandó encarcelar enla prision de San Luis Potosí antes de las elecciones.En las elecciones, díaz fue declarado vencedor mientras Madero aún estaba preso. tiempo después madero salió de prisión bajo libertad condicional, por lo que en octubre viajó a Estados Unidos; desde ahí lanzó contra Díaz el plan de San Luis Potosí, mendiante el cual llamaba al pueblo a tomar las armas el 20 de noviembre de 1910.Y es así como con este moviemiento se le da fin al porfiriato.

Escrito por: Anayd Huerta

About these ads

4 Responses

  1. para mi criterio siento que esta bien redactado y muy completo respecto ala informacion, pero como que le hace falta creatividad para que no se haga tedioso alomejor y hubiese sido mejor si hubiera puesto comentarios de ella misma sobre el porfiriato, asi como ella que piensa y que le parecio y en que concepto tenia a porfirio diaz.

    alumna: ramirez venegas olga carolina grupo: 1156

  2. Lo que escribió mi compañera, esta bien, pues contiene yoda l informacio acrca de este periodo de la historia d México, pero creo que es demasiada, hay que pensar en que todos tienen accesoa esta información y sería mejor si ponemos sólo la información más importante.
    Alumna: Martínez Díaz Ana Karina

  3. Me agrado como redacto el articulo, ya que nos da la informacion mas relevante del porfiriato, es decir, todo el periodo.Ademas de que se me hizo un articulo muy completo.
    ALUMNA;Garcìa Gastaldi Marìa Fernanda.
    GRUPO:1156

  4. ESTUVO MUY BIEN ESTE EASCRITO Y ME FACILITO LA TAREA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: